top of page

De recetas y linajes (hacia lo profundo)

Escribo esta entrada en Domingo de Pascua y creo que es la primera vez en mi vida que me he tomado tan en serio esto de la Semana Santa que durante toda mi vida me sonó a señores encapuchados que me daban un terrible miedo (reminiscencias del ku klux klan en mi mirada...).

Sin duda la parte que siempre me gustó de estos días, a parte de quedarme en casa y no ir a ningún lado ocupado por masas que desean salir de sus cotidianos a hacer "escapadas", son las pelis de romanos que como Ben-Hur o los Diez Mandamientos en mi caso rezuman memorias de infancia y adolescencia y me encanta verlas al arrullo del fuego y mi mami que como yo sabemos parte de los diálogos y hasta los repetimos en medio de risas y sonrisas.

Este año al eco de Ben-Hur tomé la iniciativa y le pedí a mi Maru amada que me enseñara a hacer sus comidas típicas de Semana Santa:

Potaje de vigilia y Bacalao con tomate y pimientos. Este año incluso quise hacer por

primera vez en mi vida torrijas (aquí varié la receta porque mi cuerpo humano no acepta la leche de vaca... no tengo estómago de ternero).


Fue una deliciosa tarde en la que ser las manos de mi madre y escuchar atentamente sus indicaciones para seguir minuciosamente sus recetas y maneras, el resultado fue un éxito en el que hoy domingo seguimos comiendo, repartiendo tuppers e incluso congelando para esparcir el deliete hasta más adelante.


Te cuento todo esto porque esta mañana me levanté con grandes contemplaciones (bhavana) y reflexiones. Hoy soy consciente de que recibir las recetas que mi madre recibió de la suya y así hacia atrás hasta no sabemos cuando ha sido una descarga de algo tremendamente importante para mí.


Recibir la información de cómo el linaje materno realiza recetas tradicionales es sumergirme de lleno en mis raíces, crear y manipular alimentos para honrar y agasajar a los seres que amamos es un acto de absoluta entrega y amor. Hacer el potaje como el siglo pasado lo hacía mi abuela María y como probablamente lo hacía su madre Ceferina es poner en mis manos su sabiduría y honrarlas con profundo amor y respeto.


Escribiendo esto mis ojos se llenan de lágrimas y mi piel se eriza, sí es un acto de amor increíblemente hermoso que puede pasar desapercibido y perderse por siempre... yo me niego!

Cocinar sus platos es traerlas a la mesa, es compartir el sabor que ellas tuvieron en sus bocas y para mí esto es muy, muy alucinante.

Hoy me doy cuenta de la magia y el poder en el que estoy sumergida estos días, las mujeres han ido pasando su conocimiento de boca a oreja, de mano a mano. Las mujeres y sus poderes nutricios, nosotras y nuestros pechos, nuestras manos y nuestra profunda conexión con la Gran Madre Nutricia representada por infinitas deidades antiguas como Demeter, Ceres, Annapurna, María... todas ellas somos nosotras y nuestra parte nutricia es un tesoro que te invito a experimentar.

Si todavía tu madre vive pídele sus recetas, métete con ella entre fogones, reconoce los sabores que te criaron y a su vez a ella y así hasta muy atrás. Hay una descarga de información del linaje en ello absolutamente maravillosa.


Las mujeres han estado capadas de quedar vistas en la historia como grandes personajes; filósofas, escritoras, poetisas, místicas, artistas... han tenido que ocultarse y en el mejor de los casos dejar su legado con apodos masculinos para traspasar barreras estúpidas y repugnantes impuestas por un patriarcado absurdo y recalcitrante cagado de miedo por el conocimiento del verdadero poder de las mujeres

y sus poderosas capacidades.


Ayer mi amada amiga María (más de treinta años de relación ponen un claro poder en un amor que ha atravesado cualquier obstáculo) escuchando música sacra cantada por mujeres me presentó un personaje increíble : Hildegard von Bingen

Fue una santa abadesa benedictina además de médico, filósofa, compositora, científica, naturalista... una mujer nacida en el año 1098 de la que yo no tenia ni la más remota idea. Si te gusta la música sacra te recomiendo que escuches alguna de sus composiciones.

¿Has estudiado en la escuela algo de ella? ¿Sabías de su existencia? Pero de sus coetáneos, monarcas, conquistadores, filósofos... seguramente sí.


Así han pasado las mujeres por la historia, sin ser vistas ni apreciar el aporte de su riqueza como merecían.

Ayer comencé a leer "El Evangelio de María Magdalena", ¿Sabías que la María de Magdala no era un prostituta como nos han hecho creer toda la vida si no la compañera de Yeshua (Jesús de Nazaret) y a quien confió su legado y de quien desciende su linaje?



Este evangelio fue prohibido y se obligó en el siglo IV a la destrucción de todas las copias existentes, afortunadamente unos monjes rebeldes (!!!!!!!!!!!) se negaron a hacerlo y custodiaron algunas copias que se han mantenido guardadas hasta que en el 1896 un erudito alemán Carl Reindhardt lo encontró en una tienda de antigüedades del El Cairo y ahí comenzó a despertar el legado de Ella.


En mis reflexiones de hoy pensaba que muchas personas y entre ellas muchas mujeres como yo con un poderoso despertar espiritual hemos buscado una tradición a la que pertenecer que mantuviera vivo el legado de la Sagrada Femenidad, que nos aportara algo que en lo profundo de nuestras tripas nos ofreciera pertenencia.

En mi caso apareció el Tantra al que agradezco mi vida porque me acercó a la Madre Divina en su forma como Shakti, la Energía Creadora del Universo, la eterna danzante con su amado Shiva como Conciencia Divina. La unión de las partes para que el Universo fuera creado y con él todas las formas que nos rodean :


"Cada naturaleza, cada forma modelada, cada criatura existe en y con las demás"

María 2:2


Me he dedicado 20 años al estudio y la práctica del Tantra y estoy iniciada en prácticas fascinantes del Sri Vidya de manos de mi Maestra Maa Parvathi Nanda Nath Saraswati y su linaje Kaula dando soporte a todo este entramado de mayor y devoción a la Madre Divina.

Hace un tiempo ha llegado a mí el despertar de las Marías, de mi raíz como mujer occidental. Siempre taché las imágenes de vírgenes o todo lo que tuviera que ver con la religión católica sin embargo en mi corazón siempre han habitado grandes dosis de amor ante las historias del Cristianismo antiguo.

Hoy entiendo por qué, nos han negado la posibilidad de sentir nuestro misticismo más allá de la corriente radicalmente patriarcal que coloca a las mujeres como vírgenes (con un significado tan precario de lo que esto significa) han tachado nuestra naturaleza salvaje y sabia y nos enterraron con los Evangelios de María en el desierto de Egipto acallando nuestro misticismo.

Hoy está despertando y yo doy gracias infinitas a Noemi( @__nestis__ ) por la labor increíble que está trayendo para muchas de nosotras en despertar una mística enraizada en nuestra tierra, en lo pagano y divino que representa nuestra espiritualidad y a la que doy GRACIAS por mostrarme el camino que está abriendo muchísimo mi mente y mi mirada.


Empecé hablándote de recetas y fíjate toda la descarga que traía el potaje de vigilia con las espinacas de mi huerta y el sabor de mi Yaya hoy en nuestra mesa.

Un viaje de reconocimiento y honor a mi linaje materno, al que pertenezco y al que honro cada día de mi vida porque gracias a cada una de ellas hoy experimento aquí en esta sagrada tierra una cotidianidad cargada de sacralidad y amor hacia ellas.




En mí se acaba su legado, no hay más mujeres de línea directa y mi labor es honrarlas con cada acción, con cada respiración y aliento. En sus recetas, en sus recuerdos, en mi propia vida.


Gracias por leer hasta aquí las reflexiones que hoy mueven mi alma y me invitan al rezo, a la sacralidad del alimento y a una Semana Santa vivida como nunca antes. Gracias a la Madre divina por ofrecerme el regalo de vivir al lado de mi Madre, mi María y sus 94 años hasta que la muerte separe sólo nuestros cuerpos físicos porque en mí seguirán sus sabores, sus dichos y su sabiduría integrada en mi propia vida.



Salud, Libertad y Amor


Irene.


12 comentarios

12 comentários


Convidado:
03 de abr.

Me ha gustado leerte , te he visto cocinando con tú madre , te he visto sonreír y cómo hacías el potaje lleno de amor . Somos momentos , instantes que compartimos .. cuando esto lo hacemos desde el corazón y agradeciendo y honrado se ensancha el alma .

Gracias Irene ❤️

Curtir
Respondendo a

Gracias por tus palabras que ensanchan el alma 🌹🌹🌹🌹🌹

Curtir

Convidado:
03 de abr.

Que relación tan bella tienes con tu madre. Mi madre y yo no tenemos esa dicha, no conectamos muy bien pero se intenta mejorar la relación.

Gracias por tu ejemplo.

Abrazo

Curtir
Respondendo a

la relación con mi madre ha pasado por muchos estadios diferentes. Siento que todas las personas podemos crear relaciones hermosas y amables y si no lo son hacer actos de transformación, si tu deseo es q así sea. Un abrazo y mil gracias por compartir

Curtir

Convidado:
02 de abr.

Wau! Gracias por compartir. Al leerte tome conciencia de la grandeza de cocinar juntas las mujeres de la familia.

Curtir
Respondendo a

gracias por tu tiempo de lectura y gracias abrirte a la alquimia de la cocina y los legados!

Curtir

Convidado:
01 de abr.

Guauuu✨ Que bonito leerte!!! Calientas mi corazón amiga mia❤️

Curtir
Respondendo a

Nos irradiamos calor mutuo!🌹🌹🌹🌹🌹🌹🌹🌹

Curtir

Convidado:
01 de abr.

Ay Irene, lo que ha aflorado en mi leyendo tu post y lo llorado... Echo tanto de menos a mi madre, mi querida Madre, que justo ha salido a colación esta Semana Santa con una hermana, bajo mi punto de vista una "mujer objeto" manipulada por mi padre y por la sociedad en la que vivía, Que la echo de menos, si me la dieran ahora... bufff. Madre te honro por tu vida por parir 7 hijos y llevarlos adelante, mal bien o regular. y seguir a tu marido allí donde fuera. Ese Caldito gallego que me enseño y que la honro cuando lo hago. Te doy gracias por la vida que me diste. Gracias por haber existido. Padres os…

Curtir
Respondendo a

ay que me encantaría saber quién eres!!!!! gracias por plasmar aquí tu emoción. Te abrazo con toda el alma

Curtir
bottom of page